10 abril, 2020

Adolescente latina secuestrada en Nueva York confiesa que todo fue un montaje.

NUEVA YORK.- La adolescente de origen latino aparentemente secuestrada en el neoyorquino distrito de El Bronx ha confesado que el suceso fue un montaje orquestado por ella misma, según informaron este miércoles varios medios locales en EE.UU.

Karol Sánchez, de 16 años, caminaba por la calle con su madre la noche del lunes cuando un vehículo con cuatro hombres a bordo se detuvo junto a ellas.

En apenas segundos, dos de los individuos introdujeron a la menor en el sedán y se la llevaron, a pesar de los intentos de la madre por impedirlo.

El suceso, recogido por cámaras de seguridad, llevó a las autoridades a activar una alerta para tratar de encontrar a Sánchez y generó una fuerte conmoción en Nueva York.
Sin embargo, la adolescente, que reapareció a salvo este martes, ha admitido a la Policía que el secuestro fue una farsa organizada por ella misma en respuesta a la complicada relación que tenía con su madre, según fuentes policiales citadas por The New York Times.
Esas mismas fuentes explicaron que el motivo de la joven podría estar vinculado a los planes de la familia para regresar a Honduras, país del que son originarios, algo a lo que ella se oponía.
Mientras, el periódico The New York Post, citando a otras fuentes, señaló que la adolescente buscaba con su plan poder estar con su novio, de 23 años y con antecedentes criminales.
Tras ser interrogada, Sánchez fue devuelta a sus familiares, mientras que las autoridades estudian si ella o alguno de sus cómplices pueden ser acusados de algún delito.
Aunque finalmente el secuestro resultó ser falso, la respuesta policial provocó cierta polémica en Nueva York, dado que las autoridades tardaron horas en emitir la alerta por la desaparición de la menor.
En declaraciones a los periodistas, el defensor del Pueblo de Nueva York, Jumaane Williams, vinculó ese retraso al origen de la joven.
“En nuestro país y en El Bronx, en la ciudad, niñas negras en particular están desapareciendo y a nadie parece preocuparle”, señaló Williams, que pidió explicaciones a la Policía por la tardanza de la alerta.
“Yo sé que el tipo de respuesta que se da demasiado a menudo depende de la apariencia de la persona”, insistió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *