Bodeguero musulmán asesinado en el Alto Manhattan porque exigió a matador no tirar basura frente al negocio.

Miguel Cruz Tejada

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ El bodeguero musulmán, Mohamed Awawda de 28 años de edad, nativo de Yemen fue asesinado ayer jueves de una puñalada en el pecho por un joven, que acompañado por un grupo, estaba tirando basura frente a la bodega, por lo que la víctima les llamó la atención.

Mohamed, residente en New Rochelle en el condado Westchester, se había mudado recientemente desde Florida a Nueva York, para ayudar a su familia a administrar el establecimiento.

El crimen ocurrió frente a la bodega situada en el edificio 201 de la calle Dickman, esquina avenida Vermilyea en el vecindario Inwood, a las 8:00 de la noche del miércoles, dijo la policía.

Los paramédicos llevaron a Awawda al hospital Presbiteriano donde fue declarado muerto.

Awawda, un padre recién casado fue presuntamente apuñalado después de enfrentarse al grupo de hombres que merodeaban frente a su tienda.

«Es la tienda de su familia», dijo su pariente Amir Hamidah. «Era un tipo muy agradable. Se puede decir que por su aspecto, no le haría daño a nadie. No puedo creerlo».

La muerte de Awawda es el segundo homicidio registrado en los confines del cuartel 34 de la policía de Nueva York este año, según las estadísticas sobre delitos hasta el 9 de junio. Sólo hubo un asesinato en 2018. El cuartel 34 abarca todos los puntos al norte de su distrito hasta la calle 179 Oeste en el Alto Manhattan.

El concejal dominicano del distrito 10, Ydanis Rodríguez, pidió ayer jueves a la policía que asigne más recursos para patrullas en el vecindario.

Rodríguez dijo que la actividad de drogas todavía está activa en partes del vecindario de Inwood, especialmente en la avenida Vermilyea.

«El crack y la epidemia de drogas producían en los años 90 más de 110 homicidios cada año, y no volveremos a esos tiempos», dijo Rodríguez. «Necesitamos asegurarnos de que la comunidad siga siendo segura para las personas que viven aquí durante décadas».

El concejal municipal dijo que su personal está trabajando en una legislación que instalaría un botón de pánico en las bodegas de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *