Fue dejado en libertad el hombre vinculado la semana pasada por la Policía Nacional al crimen de Yanelis Arias, quien fue rociada con ácido del diablo en Salcedo, provincia Hermanas Mirabal, y que falleció días después.

Antonio Manuel Henríquez Ovalles, de 56 años, fue liberado por el Ministerio Público “por no encontrar vínculos con el hecho”.

Sin embargo, el informe de la uniformada cuando se produjo la detención de Henríquez Ovalles establecía que este tenía en su poder un casco protector, un abrigo y un par de rodilleras que habrían sido utilizados por el autor material del crimen, Agustín de Jesús Pimentel Luna (Caché), prófugo de la justicia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *