El Papa evitó que le besaran el anillo por «higiene»

Misterio resuelto. Después de varios días de especulaciones, el Vaticano ha explicado que el papa Francisco no dejó que los fieles le besaran el anillo durante su reciente viaje al Santuario de Loreto para evitar la difusión de gérmenes.

«El Papa estaba preocupado por la higiene y por contagiar los gérmenes entre la gente que hacía la fila para besarlo en el mismo sitio. No por él, sino para evitar que los fieles se contagien entre ellos, especialmente cuando se trata de largas colas», explicó el portavoz de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, ante las preguntas de los periodistas. «El papa me dijo que le gusta abrazar, ser abrazado y estar cerca de la gente pero temía que todos se enfermasen», añadió.

El lunes el papa Francisco visitó el Santuario de Loreto en la ciudad italiana de Ancona. Al terminar la ceremonia, se formó una larga fila de personas que fueron pasando uno a uno para saludar al Pontífice. Pero Francisco, en un gesto poco habitual, retiró su mano insistentemente para evitar que le besaran el anillo del pescador y le hicieran una reverencia, provocando una incómoda situación. Las imágenes del momento se hicieron rápidamente virales en las redes sociales y surgieron todo tipo de interpretaciones.

La más extendida fue que el rechazo de Bergoglio a ser besado en la mano se debía a que el Pontífice no ama las formalidades y quiere ser considerado un pastor más dentro de la Iglesia. Pero también hubo quien aprovechó para atacarlo señalando que se trataba de una muestra de prepotencia.

El portavoz vaticano defendió que la actitud del Papa no podía ser considerada una falta de respeto a una tradición porque el Pontífice no tiene problemas en dejar que le besen la mano cuando es una o pocas personas, como se ha visto en otras situaciones más recientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *