Hay que estar vivo para ver cosas !!

vea este caso que se ha convertido en viral:

Danny González, un hondureño de 27 años, que tiene varios años de residir en los Estados Unidos se le ocurrió la singular idea de fingir su muerte para que sus padres que viven en Honduras no le pidieran dinero.

González originario del municipio de Saba, en el departamento de Colón, les envió las fotografías a sus progenitores, en las que aparece con algodones en las fosas nasales y la boca.

Las fotos fueron divulgadas por el sitio digital Catrachos TV de Sabá, en el que se asegura que la intención del hondureño es quitarse la responsabilidad de enviar dinero a su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *