Muere de otro turista pero ahora en hotel de Boca Chica.

Cuando República Dominicana se encuentra en la mirilla internacional por la muerte de varios turistas norteamericanos en hoteles del Este del país, las denuncias no paran y hoy se informó de la muerte de otro turista de esa nación cuando se hospedaba en un hotel de Boca Chica.

La información es registrada en el portal Fox News, done señalan que Vittorio Caruso, de 56 años, murió después de enfermarse gravemente.

La muerte de Caruso es la tercera en un lapso de siete días en junio, y es el onceavo turista estadounidense en morir en el país desde el año pasado. El caso de otra turista, una mujer de Pensilvania que falleció en 2016 en circunstancias similares, fue publicada por su familia la semana pasada después de que leyeron sobre los otros y detectaron hilos comunes.

Los otros dos turistas estadounidenses que murieron este mes son Leyla Cox, una técnica de resonancia magnética del hospital de 53 años de Nueva York que fue encontrada muerta en su habitación de hotel el 10 de junio, y Joseph Allen, de 55 años, de Nueva Jersey, quien murió en Nueva York. Su habitación el 13 de junio.

La cuñada de Caruso, Lisa Maria Caruso, dijo a Fox News que Vittorio gozaba de buena salud y que propietario de una pizzería en Nueva York con su hermano. Ella dijo que había viajado solo a la República Dominicana.

Su hija narra lo ocurrido

«Descubrimos que fue trasladado en ambulancia al hospital por problemas respiratorios después de beber algo», dijo Caruso. «Nos dijeron que no estaba respondiendo a ningún medicamento que le dieron y murió. Honestamente, no sé exactamente qué sucedió, ya que nos han contado historias contradictorias de diferentes personas allí», le dijo la mujer al medio estadounidense.

«Es muy difícil obtener una historia directa de cualquiera que esté allí», dijo, y agregó que los familiares están esperando el informe de la autopsia. «Incluso querían cremar el cuerpo. Insistimos en que el cuerpo fuera enviado aquí», explicó.

«Esto fue un shock total para nosotros, ya que Vittorio no era una persona enferma», dijo Caruso. «Se esperaba que regresara a casa el 27 de junio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *