Revelan la causa de la explosión en puerto de Líbano

Las conclusiones preliminares de las autoridades libanesas, arrojaron que la enorme explosión en el puerto de Beirut se produjo debido al estallido de 2,700 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas en una bodega del lugar.

El siniestro cobró la vida de al menos 73 personas y dejó más de 3,700 heridos.

Según informó el medio CNN, los datos recopilados por el Servicio Geológico de Estados Unidos muestran que la explosión en Beirut fue tan poderosa que creó ondas sísmicas equivalentes a un terremoto de magnitud 3,3.

Sin embargo, el equivalente de magnitud 3,3 no es “directamente comparable a un terremoto de tamaño similar”, precisó la entidad.

Puntualizó que esto se debe a que las explosiones de tipo superficial, como la de Beirut, no producen una magnitud tan grande como lo haría un terremoto de energía similar, según Don Blakeman, un geofísico del Centro Nacional de Información sobre Terremotos. Blakeman dijo que la mayor parte de la energía se destina al aire y a los edificios.

La explosión también causó daños considerables al Palacio de Baabda, la residencia oficial del presidente de ese país, Michel Aoun.

Tras el hecho, el mandatario libanés, convocó este martes por la noche una “reunión urgente” del Consejo Superior de Defensa.

De su lado, el primer ministro Hassan Diab decretó luto nacional el miércoles por “las víctimas de la explosión del puerto de Beirut”.

¿Qué es el nitrato de amonio?

El nitrato de amonio, también llamado nitrato amónico es una sal, formada por iones de nitrato y de amonio. Es un compuesto que no tiene color, absorbe mucha humedad y es altamente soluble en agua. Es un producto no inflamable.

Este compuesto se utiliza sobre todo como fertilizante en la agricultura, ya que tiene alto contenido en nitrógeno. Pero también es usado en explosivos militares tales como bombas y como componente de amatol (explosivo formado por este nitrato y TNT).

El peligro para los humanos radica en que si se inhala puede causar tos, dolor de cabeza y dolor de garganta. Si se consume puede provocar dolor abdominal, labios y uñas azuladas, piel azulada, convulsiones, diarrea, vértigo, vómitos y debilidad. Si entra en contacto con la piel causará irritación, al igual que si entra en contacto con los ojos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *