Una serpiente pitón de 160 centímetros, que se coló por las tuberías, mordió en los genitales a un vecino de la ciudad austríaca de Graz mientras estaba sentado en el inodoro, según informan los medios locales.

El hombre, de 65 años de edad , estaba en el inodoro cuando sintió un “pinchazo” en la entrepierna, según relató a la Policía. Aunque no sufrió heridas graves, fue llevado y examinado en un hospital para descartar posibles infecciones.

El reptil identificado como una pitón reticulada albina, es una especie no venenosa de serpiente, que pertenece al vecino de la víctima, quien es un joven de 24 años.

El joven, aseguró que no entiende cómo la mascota pudo escapar del terrario donde la tenía, ha sido acusado de un delito de lesiones por negligencia y se encuentra a la espera de que se decida si se le retira el animal.

El chico posee otras diez serpientes no venenosas y un geco, y se cree que la pitón llegó a la casa del vecino a través de las tuberías, explica la agencia APA.

La pitón fue rescatada del inodoro por un experto en reptiles. “No fue una tarea fácil. La pitón tenía todos sus músculos en tensión y estaba encajada en la tubería”, explicó al periódico austríaco Kronen Zeitung.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *