Sociedad de Alergia y Asma apoya vacunación pero con sus observaciones

Santo Domingo.- La Sociedad Dominicana de Alergia, Asma e Inmunología pidió a la población apoyar la vacunación contra covid-19, pero hizo sus recomendaciones a pacientes con algunos tipos de alergia.

Afirmó que la población debe confiar en las vacunas que se aplicarán y comentó que la vacunación es una de las estrategias en salud pública más efectivas para el control de las enfermedades virales transmisibles y potencialmente mortales.

Sin embargo, recomendó que previo a la vacunación, deben consultar un alergólogo e inmunólogo las personas con historia de reacción inmediata de cualquier nivel de gravedad a medicamentos inyectados, vacunas y anafilaxia, a cualquier sustancia no relacionada con la vacuna Covid-19 o sus componentes.

“Deberán consultar a un alergólogo-inmunólogo que confirme la naturaleza de su reacción y determine la posibilidad de recibir las vacunas”, observó.

Explicó que pueden vacunase normalmente personas con rinitis alérgica, asma, alergia alimentaria, urticaria, angioedema, dermatitis atópica, alergia a insectos o mascotas.

Igualmente, pacientes con historia previa de alergia a medicamentos orales, aún grave, no relacionados con vacunas, PEG o polisorbatos.

Asimismo, los alérgicos al látex podrán vacunarse normalmente, ya que el sellador del frasco de la vacuna no lo contiene.

Manifestó que la prevalencia de reacciones alérgicas a las vacunas es extremadamente baja.

Aseguró que todas las vacunas que llegarán al país están orientadas a estimular la inmunidad humoral y celular, por lo que conseguirían que no sean contagiados un mínimo de 70 por ciento de todos los vacunados (en el caso de la vacuna AstraZeneca) y un 95 (en caso de la vacuna BNT162b2 [Pfizer-BioNTech]).

Puntualizó que el 30 al 5% restante, respectivamente, no debería presentar la enfermedad grave, “evitando incluso su necesidad de hospitalización”.

Por otro lado, sugirió a las autoridades que cada centro de vacunación cuente con personal capacitado para reconocer y manejar una reacción anafiláctica.

También, que el personal deberá estar capacitado para reconocer las frecuentes reacciones no alérgicas, como el síncope vasovagal o efectos secundarios de la vacuna, que se contemplan en el diagnóstico diferencial de una anafilaxia.

Igualmente, que se informe a las personas de los beneficios y riesgos de todas las vacunas a aplicarse.

La posición de la entidad científica fue emitida mediante un comunicado firmado por los doctores Michelle de la Cruz, Gina Decamps y Patricia Latour, presidenta, secretaria general y coordinadora del comité científico, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *