TUVO TRES CONSULTAS ,LE PRACTICARON CESAREA Y DICEN QUE NO ENCONTRARON BEBE DENTRO.

Por Rafael Castro Araujo

PEDRO BRAND.- Las autoridades del Hospital Rodolfo de la Cruz Lora reconocieron este domingo que cometieron un error durante el proceso de tres consultas y una cesárea que practicaron a una mujer embarazada, que según afirmaron no estuvo, sino que se trató de un seudo o falso embarazo.

Familiares de María Estrella Félix, de 29 años de edad y madre de otros tres niños, tienen la sospecha de que en dicho centro hospitalario le habrían sustraído el bebé que supuestamente llevaba la mujer en su vientre, denuncia esta que la dirección del centro niega que se haya producido.

La directora del hospital, doctora Marlene Valentín encabezó hoy una reunión acompañada del jefe del departamento de Gineco-obstetricia, Dr. César Mercedes, donde explicaron a la familia de la paciente los detalles de la situación por la que pasó su pariente.

El doctor Mercedes inició admitiendo que uno de los médicos que atendió a la embarazada en la etapa prenatal en este hospital, no actuó de acuerdo a los procedimientos que deben seguirse para enviar una mujer al quirófano a dar a luz.

Señaló que la paciente, nativa de Barahona y quién reside en el kilómetro 18 de la autopista Duarte, llegó el 25 de julio de este año a consulta referida de otro centro hospitalario con un embarazo de 33 semanas, tan solo con una sonografía que indicaba cuatro semanas de gestación.

Indicó que el primer médico que la atendió aquí en su primera consulta, recomendó la realización de una sonografía, ya que al hacer una evaluación a la mujer, no sintió latidos vitales del presunto bebé.

Admitió que el problema mayor estuvo que tanto el médico que la recibió en la segunda y tercera consulta y quién programó la cirugía de parto para el pasado viernes 6 de septiembre, así como el cirujano que la operó, no se percataron que en el record de la paciente no había una sonografía (con fecha actualizada), previo a someterla al proceso de desembarazo, tal como lo había indicado el primer médico que la atendió en el consultorio.

En ese sentido los galenos reiteraron que la paciente nunca estuvo embarazada, razón por la cual al momento de ser intervenida con cesárea, el cirujano no encontró producto alguno, sino un útero vacío.

Tanto el esposo, Frankely Montero, como otros familiares reclamaron a la dirección del hospital aclarar la grave situación por la que pasó esta mujer, que aún no ha podido procrear hijos con su pareja. De igual forma están renuentes a llevarse a su casa a la paciente, no obstante se le informó que ésta ya ha sido dada de alta.

En tal sentido la directora del hospital, Dra. Marlenne Valentín, responsabiliza a la familia de que la paciente pueda contraer alguna bacteria.

Manifestó que estarán profundizando más en la investigación del caso y aseguró que los responsables serán sancionados por esta falta profesional.

También recomendaron a la familia hacerle una prueba de embarazo a la mujer (en el laboratorio de su preferencia) para que confirmen que esta nunca lo estuvo.

Además de la directora y el jefe del departamento de Gineco-obstetricia del Hospital Rodolfo de la Cruz Lora, estuvieron presentes los doctores Fulgencio, médico cirujano que operó y Margarín, anestesiólogo que participó en el proceso quirúrgico.

En el encuentro también estuvieron presentes Estela Félix, madre de la paciente y la suegra de ésta última.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *