“Si no vives conmigo no vivirás con ningún otro” fueron las palabras de Joel Ramón Blanco Barrios de 47 años de edad de nacionalidad venezolana antes de darle una puñalada a la joven María Elizabeth Santana de 22 años su expareja.

María Elizabeth Santana es madre de dos niñas, y reside el sector Los Rosales de Higüey, narró a este medio que recibió una puñalada en el abdomen de parte de Blanco Barrios, unos 25 años mayor que ella, “nos habíamos separado y me mude sola, él quería seguir con la relación y yo me negaba, pero me tenía sometida psicológicamente, es por eso que por miedo salía con el algunas veces.

Santana narró que la noche del pasado sábado 28 la invito a salir y no se negó por miedo a como fuera a reaccionar, porque según ella este la amenazaba con matarla de manera frecuente, “fuimos al parque para hablar de la relación, estaba enojado, una vez llegamos salude a unos excompañeros de trabajo y el me empezó a insultar llamándome falta de respeto.

Unos diez minutos más tarde, la joven sobreviviente le pidió a su agresor que se fueran a la casa donde recientemente se había mudado sola y de la que este tenía unas llaves que les fueron entregadas por el propietario de la vivienda, ya que creía que seguían siendo pareja, al llegar a la vivienda el verdugo estaba violento y reclamaba “dime con quien es que tu está saliendo?, te voy a matar María de esta noche no pasas tú.

La joven que aún permanece ingresada en el hospital de esta ciudad, indicó que luego de ambos discutir, se calmó la situación y es ahí cuando le solicito que se fuera, es ahí cuando el extranjero agarro un cuchillo de la cocina y “me dio una puñalada que por poco me penetra el corazón y el hígado, yo al verme sangre le digo que me deje ir a un médico, a lo que respondió me que no, que me acostara que la herida no era tan profunda, que fuéramos al día siguiente, le implore que me llevara a curarme, que pensara en mis hijas”, a lo que el respondió “déjame ver que voy a hacer contigo, porque es a matarte que voy”.

Santana cuenta que no sabe cómo logro quitarle el cuchillo y tirarlo debajo de la cama, y este se cambió la ropa ensangrentada y se fue junto a ella caminando buscando un centro médico, narro que luego de caminar unos 20 minutos, “tomamos una moto concho y la nos llevó al Hospital General y Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia (HGENSA), donde me obligo que dijera que me habían herido para atracarme”.

María Elizabeth contó que al llegar al hospital su verdugo le quito el teléfono y tuvo que decir que la habían atracado, y que ya luego cuando entro a la emergencia del centro de salud le confeso a la doctora que fue Joel Ramón Blanco Barrios, su expareja que le había dado la estocada, y el personal del HGENSA llamo a la policía y se lo llevaron preso.

“Me a operaron, el arma casi me perforo el corazón y el hígado, casi me da una hemorragia interna, sobreviví por un milagro.

“Él tenía todas mis cuentas de mi teléfono y de las redes sociales para vigilarme, me asediaba, yo tenía que estar cambiando mi teléfono, pero como él trabajaba en una tiene de celulares, buscaba la forma de dar con mis cuentas”, subrayo.

María Elizabeth Santana recomendó a las mujeres que denuncien los maltratos, para que no pierdan la vida en manos de sus parejas, “yo logre sobrevivir, pero casi no la cuento.

El Dato

Según indicadores de estadísticas de la Procuraduría General de la Republica, al menos 46 mujeres han sido asesinadas en La Altagracia, desde enero del año 2017, hasta agosto de este 2021.

Según la entidad, en el año 2017 en esta demarcación 14 mujeres fueron asesinadas en distintas circunstancias, en el año 2018, 13 damas murieron de manera violenta, en el 2019 hubo cinco muertes, en 2020 también hubo cinco muertes.

En lo que va del 2021, nueve mujeres han fallecido de manera trágica, esta estadística se le suman las dos muertes recientes; la de la joven Carolina Ureña Polanco de 20 años, ultimada de 31 puñaladas en Bávaro-Punta Cana y la de la joven Yamileyris Canela de 22, ultimada en el sector Juan Pablo Duarte por su pareja, un oficial de la Policía Nacional, quien luego de cometer el hecho se disparo en la cabeza y falleció luego de estar ingresado cinco días en el hospital de esta ciudad.

Según el Observatorio de igualdad de Género de América Latina, la República Dominicana es uno de los países de América Latina con las tasas más altas de feminicidios, ya que por cada 100.000, el país cuenta con un 2,7, además de Honduras con un 6,2, El Salvador con 3,3 y el Estado Plurinacional de Bolivia con un 2,1. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *