Paraguay: un adolescente de 14 años puso fin a la vida de su hermanito de dos años. Además se inventó una historia para evadir la responsabilidad.

Fue la madre del pequeño solo identificado como Pedro Juan Caballero, quien paso por el doloroso momento de encontrar el cuerpo sin vida del niño en medio de una sabana en la cama de la residencia y junto a este una carta la cual fue escrita a mano con el siguiente mensaje:

«Lo Siento. Su hijo vio algo que no debía ver».

Exámenes forenses revelaron que el menor de 2 años murió por asfixia.

Mientras que en la carta también se apreciaba que los sujetos que el hermano inventó que le habían quitado la vida al niño, también lo secuestraron. Pero esto fue descartado gracias a una exhaustiva revisión a las cámaras de seguridad en donde se obtuvieron escenas en las que se ve al menor salir por su cuenta.

Horas mas tarde, el adolescente fue hallado deambulando por las calles y reveló lo que había sucedido y admitió ser el responsable.

El adolescente dijo a las autoridades que estaba jugando con su hermano menor y que para molestarlo , le había puesto una almohada en la cara, pero todo salió mal.

Reveló que tras lo ocurrido, se inventó la historia y salió huyendo.

Por el momento se desconoce cual será la situación legal del menor.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *