Tras calificar de «dramática» la situación a causa del siniestro, el primer ministro de Haití declaró el estado de emergencia Puerto Príncipe, Haití.- El número de muertos por el terremoto de magnitud 7,2 que se registró el sábado en Haití aumentó a 724, según un nuevo balance ofrecido este domingo por Protección Civil, que precisa que hay 2,800 heridos.

La información indica que 500 personas murieron en el sur, 100 en Grand Anse, 122 en Nippes y 2 en el Noreste. El terremoto destruyó «muchos» hospitales, escuelas, iglesias, hoteles y empresas privadas, dijo en rueda de prensa Jerry Chandler, director general de Protección Civil, mientras continúan las tareas de rescate y la evaluación de los daños.

El terremoto, que ya forma parte los 10 sismos más letales de los últimos 25 años en Latinoamérica, se registró a unos 12 kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud, con un hipocentro de 10 kilómetros de profundidad, y también se sintió en la República Dominicana y Cuba.

Tras calificar de «dramática» la situación a causa del siniestro, el primer ministro, Ariel Henry, declaró ayer el estado de emergencia.

Además de seguir pagando el precio del devastador terremoto que asoló el territorio en 2010, la vida del pueblo haitiano está marcada desde hace tiempo por la violencia, la impunidad, la corrupción policial y la pobreza extrema.

Un yugo muy pesado al que se ha sumado recientemente la pandemia de COVID-19, con más de 20,000 casos de infección y más de 570 muertes hasta la fecha, así como el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

El USGS, asignó al terremoto una alerta roja en su escala de daños humanos, que significa que «es probable que haya un alto número de víctimas y es probable que el desastre afecte a una zona extensa», indicó en su página web.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *