El expresidente de Afganistán, Ashraf Ghani, se habría llevado en su huída del país coches llenos de dinero, e incluso se habría visto obligado a dejar atrás una parte de su fortuna en medio de la pista de aterrizaje, aseguró este lunes el portavoz de la Embajada rusa en Afganistán, Nikita Ischenko, en una entrevista concedida a RIA Novosti.

«En cuanto a la caída del régimen, la caracteriza de la forma más elocuente cómo Ghani huyó de Afganistán: cuatro coches estaban llenos de dinero; intentaban meter la otra parte del dinero en un helicóptero pero no cabía todo. Y una parte del dinero se quedó en la pista de aterrizaje», explicó Ischenko.

Según Zamir Kabúlov, director del Segundo Departamento de Asia del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, el expresidente afgano «fue elegido dudosamente, gobernaba mal y terminó de forma vergonzosa» al huir del país. «Merece que el pueblo afgano lo enjucie», estimó.

Los talibanes anunciaron este domingo que se habían hecho con el control de las principales ciudades del país, subrayando al mismo tiempo que «la guerra ha terminado en Afganistán» y que pronto estarán claros el tipo de gobierno y el régimen que se implantará.

Tras la llegada de los talibanes a Kabul, la capital afgana, el exmandatario de Afganistán renunció a su cargo y se marchó del país, asegurando que su decisión iba destinada a «evitar un derramiento de sangre».

Según Al Jazeera, el expresidente, su esposa, su jefe de personal y su asesor de seguridad nacional se trasladaron a la capital de Uzbekistán, Taskent. Mientras, fuentes de RT reportan que Ghani y su esposa se encuentran actualmente en Tayikistán.

AP

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *