Higuey.- La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Departamento de Justicia en la provincia La Altagracia, impuso este martes tres meses de prisión preventiva como coerción al esposo de Carolina Ureña Polanco y al vigilante del residencial donde fue asesinada de 31 estocadas la joven de 20 años en Bávaro Los procesados son Roberto Reyes Guzmán, esposo y Yelfri Manuel de Jesús López Domínguez, seguridad, acusados de ser autor intelectual y material, respectivamente de la muerte de Carolina Ureña Polanco.

La magistrada Mery Castillo Germán, Juez de la oficina de Servicios de Atención Permanente de la Instrucción, acogió el pedimento del Ministerio Público, representado por la fiscal Idalia Peralta e impuso tres meses de prisión a los imputados. Cumplirán la decisión judicial en el Centro de Corrección y Rehabilitación CCR Anamuya de Higüey, según el dispositivo judicial.

Carolina Ureña Polanco, de 20 años, habría sido asesinada por acuerdo económico hecho por su esposo con el encargado de seguridad del residencial White Sands, Bávaro, el pasado 18 de agosto.

La pasada audiencia no se celebró el pasado lunes por la insistencia de los abogados de los imputados. Tanto Yelfry López Domínguez y Roberto Reyes Guzmán están siendo acusados de violar los artículos del Código Penal Dominicano 295 y 297, acerca de homicidio y la premeditación, así como por los artículos 265, 266 y 304. Yelfry Manuel de Jesús López Domínguez, el sereno del residencial y Roberto Reyes Guzmán, esposo de Carolina Ureña Polanco son sospechosos de ser el primero autor material y el segundo sospechoso de autor intelectual, respectivamente.

Idalia Peralta, fue la fiscal seleccionada por el Ministerio Público para llevar el caso de homicidio en el Palacio de Justicia de Higüey

El Ministerio Público decidió someter como sospechoso intelectual y como autor material del asesinato de Carolina Ureña Polanco a su esposo y al encargado de seguridad del residencial, donde fue encontrada muerta con 31 estocadas en su anatomía la joven mujer en Bávaro.

La familia de Carolina Ureña Polanco acusan al esposo de ser el autor intelectual del homicidio, tras indicar que la sometía a maltrato permanente y que supuestamente amenazaba con matarla si se iba a su natal Puerto Plata y lo abandonaba , llevándose a su hija.

Roberto Reyes Guzmán, esposo de Carolina ha guardado silencio en torno a la acusación del Ministerio Público, que ha determinado sea procesado y se le conozca una medida cautelar, por sospecha de ser autor intelectual del crimen contra la madre de su hija de un año y siete meses de nacida.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *